La Cartera Permanente, al igual que una mesa bien equilibrada, se apoya en cuatro patas. Cada una de ellas tiene una función estructural para que tu patrimonio esté protegido y crezca de forma relativamente estable ante cualquier escenario económico, comportándose los cuatro componentes de forma distinta buena parte del tiempo (unos activos suben de precio y otros bajan, dependiendo del clima económico). A primera vista parecen activos muy diferentes, pero en realidad la mitad de la cartera comparte un mismo origen: Bonos y Dinero utilizan deuda gubernamental de máxima calidad crediticia.

Es cierto que los Bonos deben ser de muy largo plazo (cercano a los 30 años y nunca por debajo de 20 años) para reaccionar con suficiente fuerza ante la deflación, y el Dinero es deuda de mínimo plazo, para absorber rápidamente las subidas de tipos de interés y proporcionar liquidez cuando el resto de la cartera cae. En conjunto, sin embargo, puedes ver estos dos activos como deuda de medio/largo plazo, como un fondo que llevara en cartera instrumentos de deuda de ambos tipos y quizás incluso como un único bono que tuviera características y comportamiento similares a dicho fondo (aunque como verás más adelante esto no es factible).

Siguiendo con el símil de la mesa, es como si quitaras dos patas de un lado y en el centro del mismo colocaras una única pata el doble de gruesa. La mesa quedará bastante estable, aunque si apoyas peso elevado en algunas esquinas se vencerán un poco. Del mismo modo, la Cartera Permanente no funcionará igual de bien juntando Bonos y Dinero, pero puede ser una solución conveniente para algunas personas por su mayor sencillez y facilidad de implementación.

Resultados de la Cartera Permanente en euros reduciendo el plazo del bono

Antes de ver qué opciones podrías utilizar para unificar Bonos y Dinero en un único activo, me gustaría poner en contexto los resultados de la cartera. Como sabes, para calcular mi propuesta de índice de referencia de la Cartera Permanente en euros (que puedes seguir en el apartado de Evolucion) utilizo en la parte de Bonos el rendimiento teórico del bono alemán con vencimiento constante de 30 años, pero en la práctica esto no es lo habitual. Con el paso del tiempo el bono que tienes en cartera va acortando su plazo, pero no necesitas venderlo y comprar otro nuevo cada vez que se emita, o incurrirías en mayores costes de transacción y posiblemente fiscales (además de complicar la gestión de la cartera).

Harry Browne recomendaba mantener el bono como mucho hasta que su vencimiento alcanzara los 20 años, con lo que si sigues sus enseñanzas la parte de Bonos de tu Cartera Permanente tendrá un vencimiento promedio de entre 20 y 30 años (teniendo también en cuenta que las nuevas aportaciones las harás al bono disponible más largo), idealmente por encima de 25 años. Por otro lado, los únicos dos ETFs disponibles con deuda europea de largo plazo y máxima calidad crediticia (EL4V y EXX6) poseen un vencimiento promedio en torno a los 21 años (aunque es una referencia engañosa, como te explicaré luego).

Para hacerte una idea de cómo varía el resultado, en la tabla siguiente puedes ver el rendimiento teórico de la Cartera Permanente en euros con bonos de vencimiento constante de 30, 25 o 20 años, desde 1999 a 2020.


Efectivamente el mejor rendimiento se ha dado con el bono de mayor madurez, algo que no sorprende ya que llevamos dos décadas de bajadas de tipos (recuerda que si los tipos de interés bajan el precio de los bonos sube, y viceversa). Pero con los bonos de 25 y 20 años también habrías obtenido un buen resultado, con pocos años de pérdidas moderadas y aguantando el tipo en las grandes crisis (puntocom, Gran Recesión, etc.).

Tomando estos datos como referencia podrás ver mejor dónde se situarían distintas opciones para juntar Bonos y Dinero.

¿Qué criterio utilizar para unir Bonos y Dinero?

Los bonos son un producto complejo cuyas variaciones de precio ante los cambios en los tipos de interés se calculan de forma aproximada con las variables de duración y convexidad, pero no deja de ser una forma de simplificar un cálculo no lineal más complicado. Al juntar varios bonos con diferentes características los cálculos agregados son todavía más complejos y, teniendo en cuenta además que la curva de tipos no es constante, creo que no es posible replicar con exactitud el comportamiento de un conjunto de bonos (en este caso uno de 30 años y otro de 1 año) con otro bono o conjunto de bonos distintos.

Pero que no haya una solución perfecta no significa que no existan soluciones lo suficientemente buenas. Al fin y al cabo la Cartera Permanente funciona adecuadamente con márgenes muy amplios, como la posibilidad ya mencionada de que los bonos tengan un vencimiento comprendido entre 30 y 20 años, o las bandas de rebalanceo amplias que permiten que cada componente tenga un peso tan pequeño como el 15 % o tan grande como el 35 %.

Como ejemplo, he tratado de replicar el comportamiento aproximado del ETF EXX6 (iShares eb.rexx Government Germany 10.5+yr), del que hay datos históricos solo desde 2006, con un único bono de largo plazo. El que obtiene un resultado más parecido es el bono teórico de 20 años, cuyos datos estimados están en la tabla anterior, y todavía queda algo peor parado el ETF. ¿Te sorprende que con un vencimiento promedio de más de 21 años apenas alcance a igualar al bono de 20 años, que ya estaba en el límite de la madurez requerida?


Es cierto que el vencimiento medio del ETF no es fijo, ya que al utilizar un índice de capitalización su composición variará según la política de nuevas emisiones de deuda del gobierno alemán y las condiciones del mercado, pero en años anteriores era muy similar. El problema realmente es que la madurez de un bono (el tiempo hasta su vencimiento) no es el único factor que define su volatilidad, falta tener en cuenta el cupón (cuanto menor cupón más volatilidad) y en un fondo de bonos hay emisiones con muchos cupones distintos.

Un criterio más preciso que el vencimiento promedio para tratar de igualar el comportamiento de distintos bonos o conjuntos de bonos sería la duración promedia, que tiene en cuenta tanto el vencimiento como el cupón. Siguiendo con el ejemplo ahora mismo la duración efectiva del EXX6 es de menos de 17 mientras que en un bono nuevo de 21 años (con cupón cercano a cero) actualmente se aproximaría a 21, con lo cual es previsible que el ETF se comporte peor en un escenario de bajada de tipos. Sin embargo, igualar hoy la duración promedia de dos carteras de bonos no significa que en el pasado o en el futuro esas dos carteras mantengan dicha equivalencia, ya que la duración es dinámica y cambia junto con los tipos de interés para cada bono individual.

Por simplicidad, he optado por mantener el vencimiento como criterio orientativo al estudiar las distintas opciones para unificar Bonos y Dinero, ya que con el tiempo los cupones bajarán y subirán y las divergencias tenderán a reducirse en el largo plazo. Además, es más sencillo elegir productos de inversión de bonos basados en su vencimiento, así como realizar análisis de datos históricos.

Resultados de la Cartera Permanente en euros con un único bono para el 50 % de la cartera

En la tabla siguiente puedes ver los resultados de la Cartera Permanente en euros desde 1999 con un 25 % de Dinero y un 25 % de Bonos (de 30, 25 y 20 años, como ya te mostré antes) frente a la opción de usar únicamente un bono de 15, 10, 9 u 8 años para el 50 % de la cartera, con rebalanceo anual junto a un 25 % de Acciones y un 25 % de Oro. En las columnas grises del centro tienes los resultados de la cartera, mientras que las columnas de los lados indican los rendimientos de cada activo individual.

Como siempre los rendimientos de los bonos son teóricos, calculados de forma aproximada a partir de los datos publicados por el Bundesbank para un vencimiento constante.


En mi opinión los resultados son bastante consistentes y no se aprecian diferencias significativas por unir Bonos y Dinero. Parece que el bono de 15 años para el 50 % de la cartera se pasa un poco de volatilidad (no te fíes de su mayor rendimiento, recuerda que el escenario económico de bajada de tipos ha favorecido a los Bonos), que el de 10 años se sitúa en un buen punto intermedio cercano a la cartera estándar con bonos de 25 años, y que incluso los bonos de 9 y 8 años hacen su papel (parecido a la cartera 4×25 con el bono de 20 años, y por tanto puede que igual o mejor que si usaras uno de los ETFs para la parte de Bonos).

Llama la atención sin embargo que, en los últimos años de la tabla correspondientes al actual escenario de tipos de largo plazo cercanos a cero, la unión de Bonos y Dinero no ha conseguido igualar la rentabilidad de la cartera con sus cuatro componentes separados. Esto podría ser una de las principales debilidades de esta configuración simplificada, proporcionando algo menos de protección ante la deflación en el escenario económico actual de bonos de largo plazo con elevada duración (recuerda, a menor cupón mayor duración y por tanto volatilidad).

Estudio en otros países

Si recuerdas el artículo que publiqué el pasado año analizando Carteras Permanentes de distintos países, utilizando las herramientas de Portfolio Charts, lamentaba que no hubiera datos disponibles de bonos de largo plazo y que esa parte de la cartera tuviera que ser cubierta con bonos de 10 años. Con lo visto hoy, parece que utilizar esos bonos de 10 años no para el 25 % de la cartera sino para el 50 %, eliminando el Cash, habría sido una comparativa quizás más precisa.

A continuación puedes ver los resultados de los diferentes países, manteniendo un 25 % de Acciones (renta variable local) y un 25 % de Oro. Como referencia, he incluido también el resultado de Estados Unidos cambiando el 25 % de renta fija de largo plazo por medio plazo e igualmente con un 50 % de renta fija de medio plazo. Ten en cuenta que todas las cifras son en términos reales, descontando la tasa de inflación local, y la rentabilidad es media (no anualizada).


Como puedes comprobar en todos los casos mejora sustancialmente la rentabilidad y se trata de un análisis desde 1970, de modo que incluye periodos de subidas de tipos de interés (que perjudican a los bonos). Por otro lado, llama también la atención que en todos los casos disminuye la estabilidad de la cartera, aunque la volatilidad continúa siendo muy contenida. No dejes de hacer tus propias pruebas en Portfolio Charts, por ejemplo si quieres estudiar de nuevo el efecto de añadir renta variable global.

Buscando el producto disponible más adecuado: iShares Ultra High Quality Euro Government Bond Index Fund

Tras todo lo estudiado hasta ahora considero que un fondo de bonos con un plazo promedio en torno a 10 años sería un producto aceptable para sustituir Bonos y Dinero en el 50 % de la cartera, para un inversor que prefiera simplificar la estrategia. Siempre, claro está, que los bonos sean de la máxima calidad crediticia posible, es decir deuda gubernamental AAA. Una calidad crediticia inferior podría servir hasta cierto punto para la parte de Dinero, pero la parte de Bonos debe ser de calidad máxima para aprovechar la «huida hacia la calidad» (flight-to-quality) en momentos de estrés financiero y crisis deflacionarias.

Por suerte en España ahora mismo tenemos acceso a un fondo institucional de mínimo coste (0,13 %) con características muy cercanas a lo buscado, el iShares Ultra High Quality Euro Government Bond Index Fund (IE) con ISIN IE00B4XCK338. Se trata de un fondo de inversión que sigue el índice iBoxx Euro Eurozone AAA, formado exclusivamente por bonos alemanes (80 %) y holandeses (20 %), con un vencimiento promedio algo mayor de 9 años y una duración superior a 8 en la actualidad. De momento creo que solo está disponible en myinvestor, una entidad que está apostando por dar acceso a más fondos indexados de bajo coste (y también a fondos basados en la Cartera Permanente, pero de ello te hablaré con detalle otro día).

Dadas sus características en cuanto a vencimiento y duración, según lo visto hasta ahora el fondo (o mejor dicho, su índice de referencia) debería tener un comportamiento parecido al bono alemán de 9 años. En la tabla siguiente puedes ver su resultado desde 2012, el primer año disponible, con la salvedad de que algunos años no parecen ser representativos (en la ficha informativa se indica que en 2012, 2014 y 2015 no hubo inversores en la clase del fondo). Por ello, he incluido también los datos de otra clase del mismo fondo que no está disponible, así como del propio índice de referencia y de los bonos de 8, 9 y 10 años.


Como ves el índice de referencia del fondo lo ha hecho ligeramente mejor que el bono teórico de 9 años desde 2012, del cual puedes comprobar en la Tabla 3 su comportamiento desde 1999 utilizado para el 50 % de una Cartera Permanente en euros. Para terminar las comparativas, en la última tabla te muestro el resultado de la cartera desde 2012 con el índice del fondo frente a los bonos de 10 y 9 años (todos ellos con un peso del 50 % en el la cartera), y también frente a la opción estándar de 4 componentes con los bonos de 30 o 25 años y el índice del ETF EXX6.


Vistos los resultados, mi conclusión es que utilizar este fondo para unificar Bonos y Dinero parece una opción al menos igual de buena que usar uno de los ETFs que ya conoces para la parte de bonos en una composición estándar de cuatro componentes. Si sumas el ahorro de costes de compraventa (las aportaciones a fondos son gratuitas) y fiscales (el fondo acumula y reinvierte los intereses, los ETFs los distribuyen) diría que incluso podría ser una opción superior. Ahora bien, si se compara con el uso del bono alemán más largo y Dinero por separado creo que juegan en distintas ligas, aunque hay más factores a tener en cuenta y es algo que tendrás que considerar por ti mismo.

Conclusiones y potenciales problemas

Soy consciente de que el artículo ha quedado bastante denso con tantas tablas y datos, pero he preferido compartir contigo todo el proceso de análisis para que puedas llegar a tus propias conclusiones con algo más de fundamento. Es importante que tengas presente que los datos históricos por sí mismos son insuficientes para obtener conclusiones definitivas, por su inevitable imprecisión pero sobre todo porque nunca mostrarán todas las posibles situaciones que pueden llegar a darse. Los backtests son una herramienta para descartar o reforzar hipótesis, pero nunca para probarlas.

Unificar Bonos y Dinero en un mismo activo puede tener sentido por comodidad y conveniencia, pero supone una desviación de la estrategia original de Harry Browne y no proporcionará los mismos resultados en todos los escenarios. Aunque considero que la Cartera Permanente tiene una gran tolerancia a variaciones menores y si no te alejas demasiado de sus fundamentos son esperables buenos resultados, el hecho de que dos activos pierdan independencia afecta a su solidez.

A continuación te enumero algunos potenciales problemas que encuentro en esta variación de la composición de la Cartera Permanente, pero puede haber otros y estaré encantado de discutirlos en los comentarios.

  • Los rebalanceos quedan distorsionados: si utilizas rebalanceo por bandas normalmente serán los activos volátiles de la cartera (Acciones, Oro o Bonos) los que activen el rebalanceo, pero al juntar Dinero y Bonos su volatilidad conjunta es menor, de modo que deberías reducir su banda (de lo contrario los Bonos tendrían que crecer o caer más que los otros activos para compensar la menor volatilidad del cash con el que forma conjunto). Pero incluso con una banda menor para esta parte (por ejemplo 40-60) el efecto del rebalanceo es diferente, ya que comprarás o venderás Bonos y Dinero al unísono sin rebalancear entre ellos al tocar las bandas (este efecto se contrarresta en parte porque el fondo se reequilibra internamente para replicar su índice de referencia, pero igualmente la estrategia de rebalanceo queda distorsionada).
  • Sin «pólvora seca»: relacionado con el punto anterior, una de las funciones de la parte del Dinero es poder comprar los otros activos cuando todo baja, incluidos los Bonos, pero al estar juntos irán de la mano y la función del cash quedará mermada; del mismo modo no tendrá sentido usar la Cartera Permanente como estrategia patrimonial completa en la que parte del Dinero corresponde al fondo de reserva.
  • Mayor coste para el Dinero: con los tipos de interés de corto plazo en terreno negativo la deuda gubernamental cuesta dinero, pero los pequeños inversores solemos disponer de opciones «subvencionadas» como hasta hace poco las cuentas del Tesoro Austriaco o cuentas bancarias garantizadas por el Estado (aunque esta garantía tenga otros riesgos asociados); obviamente no podrás utilizar estas opciones con un único fondo para Dinero y Bonos.
  • Menor duración: el fondo de inversión indicado tiene un vencimiento medio en torno a 9 años y se queda algo escaso de duración, ofreciendo por tanto menos protección frente a la deflación (aunque si eres de los que piensa que «los tipos de interés solo pueden subir» quizá lo encuentres una ventaja).

Algunos de estos problemas pueden ser minimizados completando por fuera con otros activos las partes de Dinero o Bonos, pero se pierde la sencillez que es la principal justificación del cambio. Inversores que utilicen varias estrategias distintas para gestionar su patrimonio y no quieran complicarse más de momento, o los que no deseen utilizar brokers extranjeros ni operar directamente con bonos pueden encontrar utilidad a esta opción. También quienes actualmente hagan uso del fondo de bonos de largo plazo de Vanguard podrían complementar su cartera con el fondo de iShares para aumentar la calidad crediticia promedio.

En definitiva, se trata de una opción disponible más con sus ventajas e inconvenientes, la cual pienso que no se ha tenido en cuenta lo suficiente (probablemente por falta de productos adecuados). En ningún caso considero que deba ser la implementación ideal o estándar para la Cartera Permanente, pero sí puede resultar útil para determinados inversores.

43 Thoughts on “Simplificando la Cartera Permanente con un fondo que aúne Bonos y Dinero

  1. Juandelarocha on 17 mayo, 2021 at 17:44 said:

    Saludos.

    Hace tiempo que no pasaba por el blog, y es que en 2020 compré mi primera vivienda y tuve que desmontar la cartera permanente que tenía montado y que tan buen resultado me ha dado.

    Disculpad si pongo este comentario aquí pero me da miedo hacerlo en algún post muy antiguo y no obtener la suficiente visibilidad.

    Me enfrento a la declaración de la renta en la que he vendido títulos de Xetra Gold y Bonos Alemanes, todo ello en Flatex. Entonces me pregunto varias cuestiones:

    ¿La declaración del cupón es en la casilla 031 de la renta?
    Por otro lado, he creído leer un comentario de Kike Moreno al respecto de compensar las ganancias por la venta de Bonos con las pérdidas por venta de Acciones. Por lo que he creído entender, no hay una compensación directa, sino que solo dejen compensar pérdidas patrimoniales de bolsa y fondos de inversión con el 25% de los rendimientos de los bonos (ya sea por cupones o por venta/amortización) y viceversa.

    Por verificarlo con vosotros:

    – Yo pensaba que cupones de los bonos van siempre en Rendimientos de Capital Mobiliario.
    _ Por otro lado, la venta del bono (o de los títulos del ETF de Oro) con sus ganancias o pérdidas, se considerarán Ganancias/Pérdidas patrimoniales, y por tanto compensarán con acciones/fondos. ¿Correcto?

    Saludos y gracias a todos por la ayuda!

    • Confirmo lo que comenta Kike, las ganancias o pérdidas por la venta de los bonos directos se consideran rendimientos del capital mobiliario, no ganancias o pérdidas patrimoniales. No parece muy coherente porque si en lugar de bonos directos son ETFs o fondos de bonos sí son ganancias/pérdidas patrimoniales, siendo el mismo subyacente, pero es lo que tiene la burocracia…

  2. Kike Moreno on 18 mayo, 2021 at 9:23 said:

    Como siempre muchas gracias por el post brownehead. Esta combinación de bonos+cash es lo que utilizan mis padres en su cartera permanente precisamente para simplificar (evitar broker extranjero, etc).

    Dejo también por aquí unos backtests que hice sobre esta combinación donde también se veía que la rentabilidad era similar a la opción de 4 ETFs:

    https://www.carterapermanente.org/viewtopic.php?f=26&t=49

    Juan, en cuanto a lo que preguntas del IRPF, si no me equivoco, los cupones de los bonos van a rendimientos del capital mobiliario y TAMBIÉN las plusvalías de los bonos. Las ganancias o pérdidas de los ETF y acciones son ganancias/pérdidas patrimoniales.

    • Gracias a ti Kike,
      de hecho creo que conocí este fondo y empecé a analizar el tema con más profundidad a raíz de esta conversación que iniciaste y los comentarios del resto de compañeros:

      http://www.carterapermanente.es/cartera-permanente-europea-con-etfs/#comment-44530

      Una cosa, no sé si para tus cálculos has utilizado directamente las rentabilidades del fondo, ya que como comento en el artículo hay varios años en los cuales no parecen fiables los datos. En la tabla 5 están los resultados del índice del fondo y de la otra clase que tiene menor tracking error.

    • Juandelarocha on 20 mayo, 2021 at 19:02 said:

      Gracias a los dos por las aclaraciones.

      Como ya creo que comenté, deshice toda la cartera para comprar una vivienda y ahora me estoy enfrentando a la declaración de las ganancias (cómo no, siendo una cartera permanente).

      No sé si llegaréis a esto, pero entonces los bonos (tanto cupón como la plusvalía de su venta) iría en la casilla 0031 ¿correcto? de hecho me suena haber leído un mensaje tuyo Kike donde también preguntabas si era en esta casilla.

      En cuanto al Oro de xetra-gold, aclarado que va en ganancias/pérdidas patrimoniales.

      • Kike Moreno on 21 mayo, 2021 at 7:29 said:

        El cupón de los bonos yo lo declaro en la casilla 0027 «Intereses de cuentas y depósitos y de activos financieros en general» y la plusvalía de la venta entiendo que sí que iría en la 0031 «Rendimientos procedentes de la transmisión, amortización o reembolso de otros activos financieros».

  3. Toniospejo on 19 mayo, 2021 at 21:37 said:

    Agradecerte la entrada en primer lugar Brownehead.

    Yo el año pasado cuando participé en el blog comentando que había sacado el nuevo fondo Myinvestor hice un estudio muy similar al tuyo y llegué a la siguiente conclusión:

    En la parte del 25% de bonos mantendría el etf Exx6 y en la parte del 25% del cash tendría el fondo UHQ.

    De esta forma se soluciona el problema del rebalanceo y la duración será mucho más próxima a la teoría de Browne, algo más de 12 años. Mi backtest se ajustaba muchísimo más a los datos de tu columna CP30Yx25.

    Me gustaría saber tu opinión, saludos!

    • No es mala idea, bajas la duración de la parte de bonos y subes la del cash, dando resultado un promedio más próximo a una cartera «estándar» con un bono constante de 30 años. Aun así no terminas de solucionar la distorsión de los rebalanceos, porque el «cash» llevaría bonos de largo plazo. Por otro lado, si puedes operar con el EXX6 probablemente también tengas acceso al bono directo y creo que tendría más sentido usar la distribución estándar. Otra cosa es que partas de una cartera que ya tiene el EXX6, en ese caso puede ser útil complementar la parte de cash con el UHQ.

      Saludos y gracias a ti 😉

  4. Roberto Guzman on 20 mayo, 2021 at 11:48 said:

    Hola buenos días,

    enhorabuena por el blog. Un lujo. Agradecería si pudieran ayudarme con estas dudas:

    1. ¿A qué fondo Vanguard de bonos de largo plazo haces referencia?
    2. ¿Qué opciones existen como fondo de re-inversión para la parte de cash?

    Un saludo y muchas gracias!

    • Hola Roberto,
      me refiero al fondo de bonos de largo plazo que describo en este artículo:

      http://www.carterapermanente.es/fondos-vanguard/

      Para la parte del cash en este hilo puedes ver varias opciones de fondos de inversión:

      https://www.carterapermanente.org/viewtopic.php?f=7&t=31

      Saludos

      • Roberto Guzman on 24 mayo, 2021 at 11:32 said:

        Muchas gracias brownhead!

        me gustaría consultarte también otra cosa sobre tu artículo.

        Cuando queremos elegir un fondo de inversión en bonos a largo plazo que sea lo más cercano posible a bonos alemanes a 30 años …cual es la variable que tenemos que buscar, maturity o duration? entiendo que el primero, ya que cuando compras bonos alemanes en un broker alemán, lo que te interesa es solo una cosa: comprar los de máxima duración (maturity). ¿Es así?

        Es que si es así, el Vanguard que me has referenciado es muy muy interesante, con un average maturity de 30 años, y con países AAA.

        Un cordial saludo.

        • Jordi on 25 mayo, 2021 at 17:10 said:

          Duracion

        • Hola Roberto,
          maturity es el plazo o vencimiento, es decir los años que quedan para que se «termine» el bono y te devuelvan el dinero. La duración (que también se mide en años) es una medida de la volatilidad del bono y depende de su plazo (maturity) y del cupón fijo que pague el bono.

          Lo normal en fondos o ETFs, como comento en el artículo, es que utilicen como referencia la madurez/vencimiento. Por ejemplo, el Vanguard está formado por bonos de más de 20 años de plazo pendiente (madurez o vencimiento). Veo que como comentas su vencimiento medio ha aumentado desde que hice el artículo y ahora está ligeramente por encima de 30 años. Esto en principio sería positivo para la Cartera Permanente, el problema es que los bonos más largos que incluye son de países con menor calidad crediticia (Francia, Bélgica y Austria), no AAA como Alemania o Países Bajos, lo cual es negativo para la protección ante la deflación que buscamos con la parte de bonos de la Cartera Permanente.

          Saludos

  5. hyro on 8 junio, 2021 at 13:29 said:

    Hola y enhorabuena por el blog. He aprendido mucho leyendo los posts y los comentarios.

    No sabía dónde exponer una duda y he creído más conveniente hacerla en este último post.

    Se mencionaba en el blog que, por cuestiones de querer la mayor seguridad posible, es preferible que haya el menor número de intermediarios posible entre nosotros y el producto que contratamos. Es decir, que estemos lo más cerca posible del activo.

    Mi duda es, para cada pata de la cartera, qué cumple esa premisa?

    -Acciones: Si descartamos la opción más segura (contratar un fondo o etf directamente con la gestora), y lo hacemos a través de un broker, qué deberíamos mirar? Que el bróker sea del mismo país o de un país cercano a la gestora del producto que vamos a contratar? Cercano al banco depositario? Si contratamos un fondo Vanguard o iShares, habría un paso intermedio en relación a la seguridad entre contratarlo a través de un broker español y contratarlo directamente a través de la gestora?

    -Bonos y letras: Ya que no podemos tener cuenta en el tesoro alemán u holandés, hay que realizarlo a través de brokers. En este caso, queremos estar lo más cerca del tesoro alemán? Del banco depositario? Qué diferencia habría en cuanto a intermediarios en contratar bonos en flatex o a través de renta4?

    -Oro: De igual forma, si aparte de oro físico queremos contratar ETCs, qué deberíamos mirar? Que el broker a través del que contratamos el ETC esté cerca del domicilio del emisor del ETC? Que el broker sea del mismo país donde el oro está depositado?

    Estas dudas me surgen porque veo que los principales brokers (DeGiro, MyInvestor, IB, Flatex, Renta4) en muchas ocasiones no están ‘cerca’ de los productos que querría contratar, y quiero minimizar al máximo posible el riesgo de que algo pueda suceder entre el activo y yo.

    Gracias!

    • Hola hyro,
      estar lo más cerca posible del activo es una «regla general», pero en la práctica es complejo conocer los intermediarios que hay entre tú y tu activo en cada caso. Tampoco es viable, normalmente, prescindir de intermediarios, con algunas excepciones como cuando era posible abrir cuenta directamente en el Tesoro Austriaco.

      Pero insisto, como regla general o de partida, si por ejemplo queremos contratar un producto como el Xetra Gold o un bono alemán, muy probablemente haciéndolo desde un broker alemán importante (como Flatex) habrá menos intermediarios que desde un broker español. Del mismo modo, si quisieras comprar una participación de un fondo español habría menos intermediarios haciéndolo en un comercializador español que desde uno extranjero que diera la opción.

      Dicho esto, no tiene por qué ser necesariamente así en todos los casos y también hay otros riesgos a considerar. Por ejemplo, un broker pequeño es más vulnerable a problemas que uno grande. También hay que considerar que, en caso de problemas, puede ser preferible poder litigar y reclamar en un país donde el idioma y/o el coste de hacerlo no suponga una pesadilla.

  6. Roberto Guzman on 14 junio, 2021 at 13:20 said:

    Hola buenas tardes de nuevo Brownhead,

    he estado haciendo simulaciones de tu propuesta con el mercado norteamericano, y lo curioso es que utilizando bonos a largo en lugar de intermedios de 10y, los valores más importantes son muy similares (CAGR, Stdev, Best Year, Worst Year, Max. Drawdown, etc.), pero el retorno en términos de balance final son superiores utilizando los bonos más largos. Sí es cierto que el peor año cae un poco más (-9.12% vs -6.81% en 1981), pero imperceptible en la práctica, ya que recuperan valores en menos de 2 años.

    ¿Qué ventaja tiene utilizar estos bonos intermedios para simular una CP cuando con los largos se obtienen incluso mejores retornos?

    un cordial saludo.

    • Hola Roberto,
      he probado a hacer la simulación en Portfoliocharts y sale bastante diferencia, siendo la cartera significativamente más volátil con un 50 % de bonos de largo plazo. Es cierto que aun así es una volatilidad contenida y la rentabilidad obtenida habría sido muy buena, pero hay que tener en cuenta que el periodo ha sido muy favorable para los bonos y en el futuro no tiene por qué ser igual.

      La ventaja de usar bonos intermedios para el 50 % de la cartera es que mantenemos un perfil similar al de la composición original de la Cartera Permanente, la cual está equilibrada para soportar los principales escenarios económicos.

      • Roberto Guzman on 15 junio, 2021 at 12:27 said:

        Hola Brownhead,

        ¿en qué periodo ha sido desfavorable para los bonos a largo? es que si miras las rentabilidades para los cuatro activos (o cinco, si incorporamos los intermedios) en portfoliovisualizer desde los años 70, no veo que haya existido un periodo en que tener bonos a largo hubiera sido «negativo». Te lo pregunto desde la ignorancia sabiendo que algo sabes que yo no sé 🙂

  7. Bueno, como comentaba el periodo analizado ha sido muy favorable para los bonos, por un lado porque desde principios de los 80 los tipos han ido bajando, y por otro porque partiendo de tipos altos las correcciones se iban compensando con los elevados cupones. Mirando por encima en portfoliovisualizer (que muestra datos desde 1978 para los bonos de largo plazo) se ven pequeñas diferencias en los años negativos, y por ejemplo en 2021 ahora mismo da 0,90% vs -2,41%:

    https://www.portfoliovisualizer.com/backtest-asset-class-allocation?s=y&mode=1&timePeriod=4&startYear=1972&firstMonth=1&endYear=2021&lastMonth=12&calendarAligned=true&includeYTD=false&initialAmount=10000&annualOperation=0&annualAdjustment=0&inflationAdjusted=true&annualPercentage=0.0&frequency=4&rebalanceType=1&absoluteDeviation=5.0&relativeDeviation=25.0&portfolioNames=false&portfolioName1=Portfolio+1&portfolioName2=Portfolio+2&portfolioName3=Portfolio+3&asset1=TotalStockMarket&allocation1_1=25&asset2=TreasuryBills&allocation2_1=0&asset3=TreasuryNotes&allocation3_1=50&asset4=Gold&allocation4_1=25

    https://www.portfoliovisualizer.com/backtest-asset-class-allocation?s=y&mode=1&timePeriod=4&startYear=1972&firstMonth=1&endYear=2021&lastMonth=12&calendarAligned=true&includeYTD=false&initialAmount=10000&annualOperation=0&annualAdjustment=0&inflationAdjusted=true&annualPercentage=0.0&frequency=4&rebalanceType=1&absoluteDeviation=5.0&relativeDeviation=25.0&portfolioNames=false&portfolioName1=Portfolio+1&portfolioName2=Portfolio+2&portfolioName3=Portfolio+3&asset1=TotalStockMarket&allocation1_1=25&asset2=TreasuryBills&allocation2_1=0&asset3=LongTreasury&allocation3_1=50&asset4=Gold&allocation4_1=25

  8. Roberto Guzman on 21 junio, 2021 at 12:58 said:

    Hola Browne,

    revisando de nuevo los bonos, y leyendo un poco más en profundidad sobre la convexidad de los mismos, me surgen dudas en relación a la cartera permanente en un 50%.

    De acuerdo a lo que indicas, «iShares Ultra High Quality Euro Government Bond Index Fund» tiene una duración superior a 8. Como no indicas cupón promedio (y no lo encuentro por ningún sitio), sobre entiendo que esa duración incorpora el efecto de los cupones (es un indice de reinversión).

    Si mi suposición es correcta en relación a lo anterior, esto nos indica que si los tipos de interés caen un 1%, el indice se revaloriza en teoría un 8%, y si suben un 1%, el indice se devalua un 8%.

    ¿Es esto correcto?

    Es que si es correcto ¿cómo se puede calcular la convexidad para un caso de subida de tipos del 5%? Es que la teoría indicaría que un 50% de la cartera caería un 40% (8×5=40) en este escenario !!

    un cordial abrazo.

  9. Hola Roberto,
    Efectivamente la duración incluye el efecto de los cupones y del plazo de los diferentes bonos que forman el fondo. Tu cálculo es «correcto», pero cuanto más convexo es un bono la duración da un resultado menos exacto, en concreto en este caso la duración subestima la ganancia (sería mayor del 8 % por cada punto de bajada) y sobrestima la pérdida (sería menor del 8 % por cada punto de subida).

    Como ejemplo, puedes ver la tabla que publicó Icaria al final de este artículo, en la que se aprecia bien lo que te comento:

    https://icariacapital.es/cual-es-el-riesgo-en-un-bono-aleman/

    Utilizando el dato de convexidad junto al de duración se puede obtener un cálculo bastante más preciso, aunque sigue siendo una aproximación:

    https://www.wallstreetmojo.com/convexity-of-a-bond-formula-duration/

    Por otro lado, ten en cuenta que un 40 % de bajada en el 50 % de la cartera sería equivalente a una perdida del 80 % en un 25 % de la cartera (el bono de 30 años perdería cerca de ese 80 % si los tipos subieran al 5 %).

    • roberto guzman on 22 junio, 2021 at 8:29 said:

      Sí, correcto, la caída sería similar (en torno al 20% de la cartera, presuponiendo que todo lo demás se queda igual) ya sea teniendo el 50% de la cartera en bonos de 10y, que un 25% de la cartera en bonos a 30y.

      En tu opinión, en este escenario en el que los tipos ya no puede bajar mucho, pero sí subir mucho, ¿la cartera permanente tiene resilencia? es decir, entiendo que en un escenario de subida de tipos gradual (no pueden subirlos de golpe, se cargan la economía) …

      … ¿es mejor tener cash (un fondo monetario) o bonos a 1-3y? entiendo que el cash, ya que sería donde se trasladaría rápidamente la subida de tipos, con la revalorización correspondiente que ello supondría para contrarestar la baja de valor de los bonos a largo, pero me gustaría saber tu opinión, que es la que vale :-).

      Este escenario requiere un articulazo tuyo 😉

      • Hola Roberto,
        no tengo una bola de cristal, pero como apuntas descarto una subida de tipos pronunciada (de varios puntos porcentuales) en poco tiempo, pues con el nivel de endeudamiento que hay supondría una debacle. Ojo, sí veo que pudiera darse como respuesta desesperada ante una inflación disparada, pero en este caso el Oro debería responder muy bien y compensar las pérdidas que habría tanto en Bonos como en Renta Variable.

        Una subida gradual de tipos es una posibilidad, ya sea porque la economía marcha bien y lo permite (sube la Bolsa), o porque empiezan a haber tensiones inflacionarias (sube el Oro). Pero también es muy posible que los tipos permanezcan bajos mucho tiempo, con pequeñas fluctuaciones que den estabilidad a la cartera (gracias a la convexidad de los bonos de largo plazo, pequeños cambios en los tipos dan rentabilidades altas).

        En resumen, como no tengo ni idea de lo que va a pasar (y nadie la tiene, por muy buenos argumentos que dé), estoy más tranquilo con una cartera que contemple todos los posibles escenarios. Si no me importara la volatilidad quizá me planteara reducir o prescindir de la protección de los bonos, pero incluso con una rentabilidad nominal esperada de largo plazo cercana a 0 no descarto futuros cisnes negros como la ruptura del euro que proporcionen grandes rendimientos reales a los bonos alemanes.

        En cuanto a si es mejor para la parte del cash muy corto plazo o 1-3 años, ahora mismo apenas hay diferencia en los tipos con lo cual me parece preferible la ventaja de absorver más rápidamente las subidas de tipos.

  10. Buenas tardes Brownehead, ¿que productos recomiendas para el oro en carteras grandes, cuando ya tienes suficiente oro físico en casa?

    • Cfortea on 27 julio, 2021 at 18:00 said:

      Buscando más nivel de seguridad que los ETF de oro.

      • trapero on 28 julio, 2021 at 22:07 said:

        ¿Es seguro tener oro físico en casa? ¿Más que en una caja de seguridad en cámara acorazada con seguro de robo?

        • Anónimo on 9 agosto, 2021 at 9:51 said:

          Es más seguro tenerlo en la caja de seguridad, pero se recomienda tener algo de oro a mano por si ocurre alguna catástrofe que te impida acceder a la cámara acorazada. O si quiebra la empresa de la cámara acorazada o si el estado confisca el contenido de las cajas de seguridad.

    • Hola,
      tienes la opción de un servicio internacional de oro asignado (allocated), como la Perth Mint o la Austrian Mint, aunque es algo costoso (tienen también opciones más económicas de oro no asignado, es decir sin oro a tu nombre pero con compromiso de dártelo si lo pides).

      Otra alternativa es una caja de seguridad en un banco extranjero en el que también vendan oro físico (creo que en Suiza o Austria los hay, pero no lo he investigado), o próximo a tiendas de oro.

      Por supuesto también tienes la opción de cajas de seguridad en bancos españoles o servicios privados, por ejemplo Degussa: https://www.degussa-mp.es/servicios/deposito-en-cajas-fuertes

      • Anónimo on 8 agosto, 2021 at 22:41 said:

        Muchas gracias. Empezare con la Austria mint que ofrece custodia de monedas y ligotes.
        ¿Que opinas de BullionVault? ¿ Seguridad al nivel de los ETC de oro?

        • No sabría decir si el nivel de seguridad de BullionVault es superior o inferior al de un buen ETF, tiene puntos a favor (oro en teoría a tu nombre, distintos lugares de custodia) y en contra (menor regulación, compañía relativamente pequeña). Pero puede ser un diversificador más y supuestamente no está sujeto al modelo informativo de bienes en el extranjero (tampoco el oro físico que tengas asignado en otros servicios o en cajas de seguridad).

  11. Anónimo on 12 agosto, 2021 at 11:57 said:

    Muchas gracias. Investigaré sobre las cajas de seguridad en Suiza. Pero por ahora diversificaré con ETC y el Muenzeoester reich que me parece una buena opción.
    Y en el futuro Perth Mint, pero no me convence que sea el oro sea unallocated y el cambio de divisa que me ahorro en Austria.

  12. pepjor on 14 agosto, 2021 at 8:13 said:

    Buenos días Brownehead, en primer lugar, muchas gracias por el nuevo artículo. Cómo siempre, de gran utilidad y escrito con rigurosidad.
    En mi caso voy a seguir aprovechando las propiedades de cada uno de los dos activos (efectivo y bonos) por separado aunque de ello resulte una gestión ligeramente más compleja.
    Para la parte de bonos, dispongo de bonos alemanes a 30 años cupón 0 al 20%, y del fondo Vanguard 20+ al 5% para facilitar el rebalanceo.
    Después de leer el artículo, mi duda es si pudiera tener sentido traspasar una parte del Vanguard 20+ al iShares Ultra HQ (quizás un 2,5%?) para ganar en calidad crediticia aunque renunciando a algo de plazo/duración. Haciéndolo así, también diversificaría riesgo gestora ya que, en la parte de fondos Vanguard tiene mucha representación en mi cartera.
    Adelante con esta extraordinaria web! Saludos

    • Hola,
      No sé si vale la pena la «complejidad extra», de cara por ejemplo a futuros rebalanceos. Pero en cualquier caso no debería ser perjudicial si mantienes en el resto de productos de bonos un vencimiento elevado (ahí entra también lo que hagas con el bono alemán, pues cada año se va acortando).

      Saludos

      • pepjor on 14 agosto, 2021 at 13:12 said:

        Buenas, gracias por la respuesta.
        Efectivamente, tengo previsto ir vendiendo/comprando bonos AAA a medida que el vencimiento baje de los 20 años aprox., o cada vez que quiera realizar nuevas compras de bonos.
        Teniendo en cuenta la mejora en diversificación de gestora, los menores costes, y que la deuda es de mayor calidad, la verdad que creo que es una opción interesante si cumplo con la «renovación» de bonos para que su vencimiento medio no caiga de los 20 años.
        Saludos!

  13. pepjor on 14 agosto, 2021 at 8:21 said:

    En costes tenemos con un 0,16% al Vanguard 20+ y con un 0,13% al ishares, así que por aquí tampoco parece mala opción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation