Sobre el blog

El blog de la Cartera Permanente es un proyecto divulgativo para dar a conocer una forma  diferente de invertir, que permite asegurar el patrimonio y obtener rendimientos sostenidos de forma sencilla. El autor no es ningún economista ni experto financiero, pero no se necesitan conocimientos avanzados para lograr el éxito financiero, basta con seguir una estrategia simple y precisamente ignorar a quienes viven de esto (asesores de banca privada, brokers, analistas, prensa financiera, etc.).

Para este que te escribe, conocer la filosofía de personajes como Burton Malkiel (Un paseo aleatorio por Wall Street), William Bernstein (Los cuatro pilares de la inversión) o John C. Bogle (Common sense on mutual funds), que recomendaban la inversión pasiva, comprar-mantener-y-rebalancear y no intentar anticiparse al mercado, supuso un antes y un después. Pero por mucho que confiara en los beneficios a largo plazo de la renta variable (que, al fin y al cabo, representa el crecimiento de la economía global) no dejaba de pensar: ¿y si esta vez es diferente? ¿y si la crisis financiera causa un largo periodo de depresión que tarde décadas en recuperarse? ¿y si el sistema financiero se rompe en pedazos?

Y entonces llegó él. Harry Browne compartía mucha de esta filosofía, pero la composición de su cartera era radicalmente distinta. ¿Podría crecer lo suficiente con solo un 25% de renta variable? ¿Y un 25% en oro, que no da dividendos ni intereses y en el largo plazo solo consigue mantener el poder adquisitivo? ¿otro tanto en bonos de 30 años, estamos locos? ¿Y qué me dices del coste de oportunidad de tener el 25% restante parado? Por descabellado que pudiera parecer los resultados estaban ahí, mejoraba con mucha diferencia la rentabilidad/riesgo de cualquier otra cartera. Pero lo más sorprendente es que no era fruto de la casualidad, los fundamentos tenían mucho sentido y se había confirmado su validez a lo largo de varias décadas, con todo tipo de ciclos económicos.

Poco a poco, mi cartera boglehead fue migrando a la Cartera Permanente, y también mi filosofía inversora, con cosas tan sencillas (sí, realmente lo son) como utilizar varios bancos/brokers para invertir, diferentes gestoras de fondos, mantener parte del patrimonio fuera del país y almacenar oro físico fuera del sistema financiero. No fue inmediato, pero conforme avanzaba el proceso cada vez me sentía mejor, más tranquilo, con menos preocupaciones por el devenir de la economía o las próximas declaraciones de Rajoy, Mario Draghi o Bernanke. El mundo seguiría siendo igual de incierto y la bolsa subiría y bajaría, la eurozona se mantendría o se rompería, pero mi patrimonio no se vería afectado y seguiría creciendo pasara lo que pasara.

A lo largo del blog intentaré transmitir mi experiencia, al tiempo que continúo mi aprendizaje sobre la Cartera Permanente y la mejor forma de implementarla. No son demasiados los seguidores en España de esta filosofía inversora, ni tan siquiera en Europa o Estados Unidos, pero haberlos haylos y espero que podamos reunirnos en este pequeño blog. Son muchos los temas que trataremos: la composición de la cartera, sus distintos activos y cómo contratarlos, las enseñanzas de Harry Browne y sus libros, etc. Espero que el viaje sea tan apasionante para ti como lo ha sido para mi.

9 Thoughts on “Sobre el blog

  1. Mucha suerte con tu blog, yo estoy poniendo en marcha una cartera permanente desde España. Seguiré el blog con atencion!

  2. Muchas gracias Jose, espero que también te animes a compartir tu experiencia!

  3. AkalA on 21 octubre, 2012 at 9:24 said:

    Muchas Felicidades por tu blog y mucha suerte con la iniciativa. Parece realmente interesante, estaré atenta a las nuevas publicaciones.

  4. Intuyo que este es el principio de un fenomenal blog. Me alegra que alguien se haya sentido motivado a crear una bitácora exclusivamente dedicada a la cartera permanente.
    Un saludo permanente. 🙂

  5. igor76 on 29 octubre, 2012 at 23:33 said:

    Enhorabuena por el blog. Te seguiré. De momento no tengo cartera permanente, aunque no descarto empezar con una. Un saludo.

  6. Gracias por vuestros ánimos, espero seguir viendoos por las entradas del blog 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.