Una vez comprendes los fundamentos de la Cartera Permanente y quieres implementarla  es muy habitual que tengas la tentación de manipular los porcentajes iniciales de asignación de los cuatro activos, a la espera de un mejor momento futuro para ajustarlos. Quizás sea el oro el que te inquieta por estar en máximos históricos, o los bonos de largo plazo que actualmente pagan un interés paupérrimo y solo pueden bajar, o las acciones por el riesgo de fractura de la Unión Monetaria, o bien el cash al no estar rindiendo nada la deuda a corto plazo más segura.

Todas esas dudas son razonables, pero no debes caer en el error de mirar los activos de forma individual, como si cada uno de ellos fuera la única inversión que estuvieras haciendo. Con la Cartera Permanente inviertes en un pack y es muy importante que respetes su composición para que se comporte como debe comportarse, con un crecimiento sostenido por encima de la inflación y sin grandes sobresaltos.

Si alguno de los activos baja, bien sea el oro, los bonos o las acciones, sus pérdidas muy probablemente quedarán de sobra compensadas con las ganancias de alguno o varios de los otros activos. No es una garantía absoluta y no tiene que cumplirse día a día, pero su fiabilidad es mucho mayor que cualquier predicción sobre el comportamiento futuro del oro, los bonos o las acciones.

Seguramente seguirás teniendo siempre opiniones o miedos sobre determinados activos, no solo en el momento de iniciar tu Cartera Permanente. Sin embargo, si manipulas los porcentajes de asignación cada vez que creas saber lo que va a pasar en el futuro nunca tendrás una Cartera Permanente, solamente estarás especulando con el oro, las acciones o los bonos. Unas veces puede que aciertes y ganes mucho, pero sin duda también errarás y cuando eso pase no tendrás la suficiente protección del activo necesario. El resultado será un rendimiento muy errático, con grandes fluctuaciones hacia arriba y/o hacia abajo, que al final mejorará o no la rentabilidad de la Cartera Permanente dependiendo de tu habilidad y de la suerte que tengas, pero no te proporcionará la protección y el crecimiento sostenido que buscabas cuando te decidiste a seguir la estrategia de Harry Browne.

Comprendo que en ocasiones el futuro puede parecer demasiado obvio, pero no importa lo obvio que parezca porque pocas veces termina siendo como esperabas. Por ejemplo, puede parecer obvio que el oro y los bonos no pueden subir más, estando en máximos históricos, pero igual de obvio era al inicio de 2010, con ambos activos en máximos. ¿Y qué pasó ese año y el siguiente? Que el oro y los bonos siguieron subiendo de forma significativa y fueron los que tiraron de la Cartera Permanente.

Cuando no parece razonable que un activo pueda subir más, a menudo lo hace. Pero si decides esperar a que tenga un menor precio para comprarlo puede que termines esperando demasiado, y hasta que eso ocurra no solo habrás perdido la rentabilidad de ese activo, sino que muy probablemente hayas sufrido mayores pérdidas en los otros activos que mantenías en mayor proporción de la cuenta.

Por todo ello, la Cartera Permanente solo tiene sentido como un conjunto indivisible, con toda la fuerza de sus activos combinada para anular sus volatilidades y quedarte con sus beneficios. No especules con ella.

16 Thoughts on “Los activos de la Cartera Permanente forman un pack que no debes manipular

  1. ArturoPerez on 12 diciembre, 2012 at 0:18 said:

    Hola @brownehead,

    estuve pensando el otro día sobre una posible inversión para cash. Para bonos largos, obviamente se debe apostar por aquellos que proporcionen un mínimo peligro de default, como sería el caso alemán. Sin embargo, para cash ¿no tendría más sentido comprar bonos cortos de aquellos países que más sufren la recesión, y por tanto, están faltos de cash flow? Se supone que como consecuencia de la asimetría europea, los bonos cortos (6 o 12 meses) españoles o italianos, tendrían que ofrecer mejores rendimientos que los alemanes, que ahora mismo no tienen problema de cash. Que te parece la idea? 🙂

    saludos!

    • La parte del cash también debe estar en el activo de menor riesgo posible, pero es cierto que para plazos cortos el riesgo es mucho menor. Aún así haberlo haylo, pq si a un país se le exige más interés que a otro siempre es pq tiene más riesgo de impago, por pequeño que sea. Mi consejo es que si ahora mismo quieres arañar un poco de rentabilidad al cash usando deuda de países de menor calidad crediticia, lo hagas mediante un fondo o etf que diversifique en toda la eurozona, pero nunca comprando solo de los 2 o 3 países que más interés pagan.

      • ArturoPerez on 12 diciembre, 2012 at 17:10 said:

        supongo que te refieres a ETFs como este de iShares, que incluyen bonos para España o Italia:

        http://de.ishares.com/en/rc/products/EUN6

        que me aconsejas para comparar la diferencia de rentabilidad para cash, durante los últimos años, entre EUN6 y bonos cortos alemanes en el mercado secundario?

        Es que es confuso. Si comparas las gráficas de rentabilidad del ETF que te he puesto anteriormente (EUN6), con un EXVM (http://de.ishares.com/en/rc/products/EXVM), en el año 2012, EUN6 da 3% (el indice un 4%), mientras que EXVM, que se asemejaría bastante a lo que da un bono corto aleman en el mercado secundario, proporciona mas del 5% (tanto el fondo como el indice de referencia).

        No debería ser al revés para cash?

  2. ArturoPerez on 12 diciembre, 2012 at 19:02 said:

    pues yo miraba en la grafica de «performance chart», pero interpretandola erroneamente :-). Tu miras en la seccion «Total returns after fees», que supongo sera el sitio adecuado donde uno tiene que mirar para ver la rentabilidad a 1 año :-).

    Una pregunta: si uno decide adquirir EUN6 en lugar de EXVM (y adquiriendo bonos largos alemanes en mercado secundario), lo que esta es especulando, en lugar de invertir, verdad? 🙂

    • La gráfica muestra la rentabilidad acumulada desde la creación del fondo.

      Respecto a tu pregunta, se presta a interpretaciones :). El EUN6 no deja de ser un fondo pasivo y diversificado, solo que un pelín menos seguro (aunque bastante más seguro que, por ejemplo, mantener el dinero en una cuenta de ahorro de un banco español).

  3. frugal on 21 diciembre, 2012 at 0:31 said:

    Stocks diebe ser ishares porque distribui dividendos. Los fundos Amundi e Pictet no !

    Porque usas fondos y non etf de xetra?

    Gracias

    • El uso de esos fondos frente al ETF de iShares tiene ventajas fiscales y ahorro de costes. Por un lado, al ser de acumulación los dividendos crecen libres de impuestos y si traspasamos el fondo en España podemos hacerlo sin tributar por las plusvalías generadas. Por otro, los fondos no tienen coste de mantenimiento ni comisiones de compra, venta o traspaso.

  4. frugal on 25 diciembre, 2012 at 18:34 said:

    Hola,

    Cual es lo problema de tener 3 o 4 etfs para lo mismo asset?

    En la broker se paga lo mismo.

    Ejemplo, comprar 5000×3 o 15000 paga lo mismo de comissiones.

    Comentar por favor.

  5. Quiero comprar productos de iShares, ¿pero que pasa con mis inversiones si esta entidad financiera quiebra?.
    De momento quiero contratar : iShares Stoxx Europa 600.
    iShares Aggregate Bond.
    La verdad es que es bastante capital y me preocupa. Saludos.

  6. pululante on 18 noviembre, 2013 at 19:32 said:

    Pensando un poco en los pesos de los 4 componentes….
    Cada componente protege contra un escenario adverso. Como no se sabe lo que va a pasar en el futuro, Browne les asigna un 25% a cada uno. Es decir considera los 4 escenarios como equiprobables.

    Pero intuyo que históricamente no ha sido así. Creo que los momentos de prosperidad son muchos más que los de recesión. ¿Conoces algún sitio donde se haya examinado la distribución histórica de los 4 escenarios? ¿Y se ha considerado hacer la distribución de la cartera según esta distribución histórica? He buscado en esta página y en algún foro estadounidense sobre el Permanent Portfolio, pero no he encontrado información al respecto.

    Entiendo que otra de las reglas es que lo que haya ocurrido en el pasado no garantiza nada para el futuro, pero intuitivamente diría que esta distribución podría ser más óptima en el sentido de proteger contra los eventos y aprovechar los buenos momentos de cada escenario. ¿Qué opinas?

    PD. Por cierto, muy interesante blog. Es lo que estaba buscando. En cierta manera la estrategia de cartera permanente formaliza varias ideas que había ido recopilando y que me convencen por mi perfil de inversión, aunque por supuesto de una forma mucho más estudiada y justificada.

    PD2. Y gracias por tu incansable ayuda 🙂

    • El motivo de que cada componente necesite un 25% no es un tema de probabilidades, sino de que cuando a ese componente le toque tirar de la cartera tenga el peso suficiente para tirar de ella, y si su peso es bajo (menor del 15%) difícilmente podrá hacerlo (con el agravante de que el componente que tenga un peso mayor del 25% puede haber sufrido un crash y con ello hacer mucho daño a tu patrimonio).

      La filosofía de la Cartera Permanente es tratar de proteger siempre tu patrimonio de pérdidas significativas (es decir, volatilidad baja) al tiempo que crece por encima de la inflación. Y bajo este punto de vista no importa demasiado cuál fue el clima predominante en el pasado, porque el futuro, o al menos el futuro próximo, podría ser muy diferente y, como dice la canción, «solo se vive una vez» ;).

      PD: Por otro lado, aún admitiendo que la prosperidad ha sido el clima predominante de las últimas décadas, si miras la tabla de la Cartera Permanente USA del apartado de Evolución verás como con solo un 25% de renta variable se habrían conseguido mejores resultados que con un 100%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation