afinando

Aprovechando que estamos a pocos días de terminar el 2013, he decidido hacer un par de modificaciones en la forma de calcular la rentabilidad de referencia de la Cartera Permanente publicada en el apartado de Evolución, la cual es utilizada también para el resto de artículos del blog. Se trata por un lado de la banda utilizada para el rebalanceo anual (este cambio afecta tanto a la Cartera Permanente en euros como a la versión en dólares) y por otro de los índices o datos de referencia para la Cartera Permanente en euros.

El primer cambio, consiste en rebalancear sí o sí todos los años, para volver a dejar todos los componentes en el 25% de la cartera, en lugar de esperar a rebalancear solo cuando alguno de ellos suponga más del 35% o menos del 15%. El motivo principal para este cambio de criterio es que me parece más práctico y por tanto útil como referencia un único histórico de rentabilidades anuales independientemente del año en el que comencemos la cartera. Es la opción más neutral de cara a poder calcular fácilmente la rentabilidad básica de la Cartera Permanente desde cualquier año, con solo mirar la tabla, sabiendo que ahora todos los años comienzan con sus cuatro componentes al 25%.

En cuanto a las consecuencias de esta modificación, te remito al artículo Influencia del rebalanceo en la rentabilidad de la Cartera Permanente según las bandas (2ª parte) en el que comparé los distintos resultados dependiendo de la banda de rebalanceo utilizada. Resumiendo, en los periodos con largas fases alcistas, como la del oro de los años 70 o la de la bolsa en los 80 y 90, fue bastante provechoso utilizar bandas de rebalanceo amplias para dejar crecer más a los activos ganadores. En cambio, en periodos de fuerte volatilidad e inestabilidad en los mercados como el vivido en la última década y media un rebalanceo anual dio mejor resultado.

El otro cambio que he realizado ha sido solo para la Cartera Permanente en euros, seleccionando fuentes más precisas para la obtención de las rentabilidades. En especial, he sustituido los índices de referencia del Dinero y los Bonos por datos históricos directamente de los bonos gubernamentales alemanes.

Así, he cambiado el índice Eonia (que realmente representa el tipo de interés medio al que se prestan el dinero los principales bancos de la Eurozona de un día para otro) por el tipo de interés del bono alemán a 1 año, utilizando el vigente el último día hábil de cada año anterior al indicado (por ejemplo, la rentabilidad en 2014 será el interés que pagará un bono con vencimiento residual de un año comprado el 30 de diciembre de 2013). Al final el cambio de rentabilidad es mínimo, pero creo que es una referencia mucho más cercana a la recomendación original de Harry Browne de comprar T-bills.

Por su parte para los Bonos en lugar de utilizar el índice «iBoxx Euro: Sovereign: Germany: 15+ Year», que se compone de una cesta de bonos con vencimientos superiores a 15 años, he calculado directamente la rentabilidad de un bono de exactamente 30 años a partir de los tipos de interés de los bonos a 30 años publicados por el Bundesbank (excepto para 1999 y 2000 que he usado los datos de mercado del bono DE0001135085, el de mayor vencimiento de la época). Este histórico de tipos de interés es realmente una estimación ya que el bono más largo que hay vivo en el mercado en un momento dado a veces tiene un vencimiento algo mayor o algo menor de 30 años, pero se trata de la referencia más precisa que hay del rendimiento que habría tenido cada año un bono de 30 años. Por si tienes curiosidad, el cálculo lo he realizado obteniendo por un lado la variación del precio del bono usando la función PRICE que incorpora cualquier hoja de cálculo, y por otro sumándole el yield inicial que sería el equivalente al cupón cobrado ese año.

Por último, también he cambiado el índice MSCI EMU utilizado para las Acciones. En realidad es el mismo índice que antes, pero ahora obtengo directamente la rentabilidad del índice en euros, mientras que antes obtenía la rentabilidad en dólares y luego hacía el cambio a euros, existiendo siempre algunas discrepancias según el tipo de cambio elegido. En el caso del Oro, de momento lo dejo igual, utilizando los últimos precios spot de cada año en dólares y pasados a euros, aunque como ocurría antes con las Acciones este cambio de divisas puede causar pequeñas discrepancias respecto a otras fuentes (lo que ocurre es que las diferencias serán mínimas, deberían anularse entre sí con el paso de los años, y me resulta útil utilizar la misma fuente de datos para las dos carteras en euros y en dólares).

En definitiva, el resultado de ambos cambios para la Cartera Permanente en euros es bastante positivo, como podéis ver en las siguientes tablas (cálculo anterior, cálculo con rebalanceo por bandas y nuevos índices de referencia y finalmente con los nuevos índices y rebalanceo anual).

Por desgracia, este 2013 que está a punto de acabar nos va a bajar la media un poco, pero esperemos que el próximo año lo compense.

3 Thoughts on “Cambios en el cálculo de la rentabilidad de referencia de la Cartera Permanente

  1. ArturoPerez on 29 diciembre, 2013 at 20:18 said:

    Gracias por el nuevo articulo. Acabo de realizar de nuevo mis calculos, y como la bolsa ha vuelto a subir, a dia 28 de Diciembre me sale un -4,48% de rentabilidad de mi cartera permanente. Es curioso que es peor que incluso en 2008, que es cuando se produjo el verdadero bear market.

    Por casualidad te ha dado por verificar como se comportaria la cartera comprando el lag asset al final de cada ano, en lugar de rebalancear?

    abrazo

    • En 2008 se produjo la mayor caída de la bolsa de las últimas décadas sí, pero es que en 2013 hemos sufrido la mayor caída del oro en casi 25 años. Y en ambos casos la Cartera Permanente los ha superado con pequeñas pérdidas, así que no ha funcionado del todo mal dadas las circunstancias.

      Sobre tu pregunta, como ya te comenté comprar los activos que más bajan cada año es similar a rebalancear, por lo que los resultados serán similares.

      saludos

  2. Perdigón on 1 enero, 2014 at 1:23 said:

    Por cierto, parece que ha habido un cambio de look en la página… aunque Montoro nos acecha en la segunda entrada.

    Feliz año!

Responder a Perdigón Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation